Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
“El hecho de venir a la selección es una responsabilidad” -Vanessa Barberá, capitana del combinado nacional PDF Imprimir E-mail
Jueves, 19 de Noviembre de 2015 15:59


Vanessa Barberá Martínez
(Madrid, 1981) es uno de los valores seguros de la Selección Española de fútbol sala femenino y una de las más habituales en las convocatorias, no en vano, únicamente se perdió el anterior mundial por lesión. La capitana del combinado nacional tiene un amplio currículum deportivo, una vez que ha militado en el Móstoles, Kettal Fuenlabrada, At. Féminas Navalcarnero, UCAM Murcia, Femesala Elche y actualmente está enrolada en las filas del Ourense Envialia. Entre sus principales logros deportivos, se encuentran un título de Liga y Copa con el Móstoles, además de tres Copas, una Supercopa y una Copa Ibérica con la escuadra rojiblanca, entre otros. Sus estudios de Psicología, su mayor grado de veteranía y su ascendencia entre las componentes en el combinado nacional convierten a Vanessa Barberá en una de las voces más autorizadas dentro de la concentración de cara al VI Torneo Mundial de fútbol sala femenino de Guatemala.

 

“El hecho de venir a la selección es más una responsabilidad que una presión, se supone que somos las mejores jugadoras del país, que estamos representado a España que es una de las potencias mundiales y tenemos la obligación de hacerlo lo mejor posible por la selección y por aquellas que no han podido estar con nosotras” afirma Vanessa Barberá, que no duda en resaltar que no de los momentos más relevantes es “cuando suenan los himnos antes de los partidos, es un instante de mucho orgullo y emoción”.

La cancerbera considera que “que tanto el nivel de la liga como el de las nuevas jugadoras que están llegan do ala selección es muy alto”, por ello afirma que el relevo paulatino en el combinado nacional es “muy positivo, nadie es imprescindible, y además significa que hay mucho trabajo detrás, en los clubes de los que proceden, para hacer que las chicas mejoren en su rendimiento y surjan nuevos valores".

 

Rivales por el título

Aunque prefiere ir paso a paso, no duda en analizar los posibles cruces en semifinales ante dos de las favoritas al triunfo final, Portugal y Brasil. “Contra las pentacampeonas yo sé lo que es ganarles, antes del comienzo de los torneos mundiales, y en ellos los resultados han sido bastante ajustados” por ello considera clave que el equipo “sepa mantener la calma en todo el partido, sobre todo en los momentos decisivos, además de confiar en nuestras posibilidades y capacidades, para acabar imponiéndonos al rival”. De Brasil destaca fundamentalmente “su manera de competir y la gran calidad técnica de todas sus jugadoras, que además en su mayoría son profesionales y eso a día de hoy es impensable en España, donde todas las jugadoras hacemos deporte de forma amateur”. En un hipotético enfrentamiento ante las brasileñas considera clave “no entrar en su juego, ya que físicamente son muy fuertes”.

 

De la escuadra lusa afirma que “técnicamente tal vez no tenga nuestra calidad, pero mantienen una intensidad muy alta, aprietan mucho y en cuento a bajas un poco la intensidad son capaces de hacer mucho daño y remontar marcadores adversos”.

 

Posibles sorpresas

A pesar de que Brasil y Portugal, junto a España, parten con la vitola de escuadras favoritas a luchar por el título considera que “no me extrañaría que Irán pudiera dar un gran susto, está muy fuerte y tienen mucha calidad, por nuestra parte del cuadro, Japón y Rusia son dos selecciones muy correctas y disciplinadas que van a más”. Asimismo, ante las anfitrionas, Guatemala, “hay que tener mucho cuidado al jugar en su casa seguro que les da un plus de competitividad mucho mayor”.