Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
El Atlético remonta y solventa una complicada salida ante el Burela PDF Imprimir E-mail
Sábado, 31 de Enero de 2015 17:07




Con un presión en tres cuartos de cancha comenzaba avisando el Burela sobre un Atlético que poco a poco conseguía cercar la portería local con disparos de media distancia, hasta que a los 5 minutos, Peque se hacía con el balón en tres cuartos y en el mano a mano ante Belén dejaba a Gaby a puerta vacía para que anotara el 1 a 0. Poco después del bol, Bea Mateos en saque en largo de Jozi acariciaba el segundo tanto. Ya en el tramo final, las rojiblancas parecían cercar con mayor peligro la portería local pero sin acierto en la definición ni para superar a la portera brasileña.

Burela: Jozi; Claudia; Peque, Maite y Shiori (quinteto inicial). También jugaron, Gaby, , Lara y Bea Mateos.

Atlético Féminas Navalcarnero: Belén; Leti, Ju Delgado, Natalia y Ari (quinteto inicial). También jugaron, Peque, Fabi, Ro y marta Pelegrín.

Pabellón Vista Alegre. Más de 800 espectadores. Colegiados, Rodlán Pérez y Otero Baltasar del colegio de Pontevedra. Amonestaron con cartulina amarilla a Leti y a Fabi en el Atlético Féminas Navalcarnero.

1-0, min. 5 Gaby

1-1, min. 30 Ari

1-2, min. 30 Leti

1-3, min. 38 Ari

 En la segunda parte, tantos las burelesas como las madrileñas proseguían con su apuesta de un envite muy físico y de mucho desgaste, con varios acercamientos de peligro pero sin consecuencias. La igualada llegaba a los 29 minutos de juego, obra de Ari a la salida de un córner botado por Natalia culminada con un certero remate con la pierna izquierda. Un minuto después, Leti desde la frontal del área con un disparo cruzado culminaba la remontada atlética. Intentó reaccionar la escuadra naranja pero no encontraba claridad en su juego ofensivo para superar a un conjunto madrileño bien asentado en la cancha. A tres minutos del final, el Burela optaba por el juego de cinco con Shiori como portera jugadora. En una indecisión a la salida de un saque de banda, Ari sacaba tajada para hacer el 1 a 3. En el desenlace el Burela siguió arriesgando pero  no encontró la tranquilidad para conseguir remontar el partido

 

Andrés Sanz, entrenador del Atlético Féminas Navalcarnero, comentaba al término del partido “desde que volvimos de navidad ha ido todo como la seda en los entrenamientos, no ha habido lesiones y se nota, salvo en el caso de Rocío Sevilla. En cuanto al partido, ellas han salido muy fuertes pero han  jugado con pocas rotaciones y poco a poco físicamente han ido bajando un poco. La clave ha sido pasar de jugar con un sistema 4 -0 y cuando hemos pasado al 3-1 nos hemos hecho con el partido”. Sobre la situación de la liga le quitaba importancia a la victoria  “estamos haciendo los deberes lo que tenemos que hacer, le hemos puestos en dificultades a Burela que  ya no se puede permitir ningún fallo realmente no hemos hecho nada seguimos teniendo que estar ahí. Es un resultado muy importante, pero el único rival es el burela sino que hay otros que están ahí”.

En este mismo sentido se manifestaba Natalia Flores, jugadora rojiblanca para quién “no hay un rival fácil en la categoría, por mucho que vayas arriba, ya que nos hemos visto en problemas en muchos partidos es una liga igualdad a pesar de la diferencia de puntos”. Sobre el envite, la pívot rojiblanca proclamaba que “hemos hecho una buena segunda parte, en la primera nos han tenido ahí pero por suerte Belén hizo un gran trabajo bajo palos, en la segunda ha sido al revés,  hemos tenido más el balón y ocasiones, hasta ponernos por 3 a 1 y conseguir llevarnos los tres puntos”.


 

Por su Quico Otero, entrenador del Burela FS Pescados Rubén, “yo creo que una de las consignas era que el atlético no nos hiciera uno para uno, y los dos primeros goles de ellas fueron así. El partido en la primera parte fuimos superiores en la segunda fue más igualado, no hubo grandes ocasiones por ningún lado, aunque ellas estuvieron bien y nosotras no estuvimos acertadas” analizaba. Tras quedarse a siete puntos del liderato afirma que “hay que tener esperanzas de que el Atlético patine alguna vez, nos obliga a hacer un sobresfuerzo y hacer todos los puntos posibles y esperar nuestro momento al igual que el año pasado, hay que seguir trabajando y esperar que fallen los otros equipos”.