Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
Las tetracampeonas golean a Japón y se plantan en una nueva semifinal PDF Imprimir E-mail
Sábado, 13 de Diciembre de 2014 01:30


En un inicio fulgurante con tanto de Vanessa Pereira en jugad personal por el ala izquierda y de Luciléia tras robo de balón después del saque de centro, permitían a Brasil encarrilar el partido decisivo ante Japón. El dominio de la canarinha era patente sobre la cancha, ante un combinado nipón que optaba por defenderse en cancha propia y buscar envíos en largo para sorprender a una Brasil muy volcada sobre la cancha rival. Con el paso de los minutos, Japón optaba por subir también su línea de presión intentando volcarse sobre la portería brasileña con disparos de media distancia, si bien, serían estas últimas quiénes ampliaban su renta con un disparo escorado hacia la izquierda de Tatiane que se alojaba en la escuadra.

 

Brasil (6): Missiara; Amanda; Tatiane, Vanessa Pereira y Luciléia (quinteto inicial). También  jugaron,  Ariane, Cilene, Diana Santos, Ju Delgado, Caroline y Lediane Marcolan.

Japón (0): Yamamoto; Hotta, Nakano, Haruyama y Sekinad (quinteto inicial). También jugaron, Koide, Kichybayashi, Sakata, Shiori, Fujita, Kato, Sonoda y Sato.

BN Arena del Polideportivo de Hatillo (San José de Costa Rica). Colegiados, Giovanny López (Costa Rica) y Diego Molina (Costa Rica). Amonestaron con cartulina amarilla a Kichybayashi en Japón.

1-0, min. 2 Vanessa Pereira

2-0, min. 2 Luciléia

3-0, min. 12 Tatiane

4-0, min. 18 Vanessa Pereira

5-0, min. 19 Lediane Marcolán

6-0, min. 38 Vanessa Pereira

 

El nuevo gol desbarataba los planes de la selección japonesa dirigida por Arihara, que se esforzaba en mantener la intensidad de su bloque con múltiples rotaciones. En un error en la salida del balón nipón, llegaba el cuarto gol de Brasil obra de Vanessa Pereira dentro del área, después de una rápida triangulación. De potente disparo lejano Lediane, después de una vertiginosa conexión ofensiva, quién hacía el 5 a 0 con el que concluía el período.

Con el partido encarrilado para las canarinhas, en el primer tramo de la segunda parte, tanto unas como otras optaban por presionar la salida del balón rival, pero siempre con mayor peligro en las incursiones sobre el área rival para las brasileñas. Con el paso de los minutos, las niponas encontraban cada vez más dificultades para sobrepasar con peligro la línea de  medio campo, ante una selección de Brasil que sin prisa pero sin pausa asediaba con disparos de media distancia la portería rival, donde Yamamoto se deshacía con acierto de los remates que le llegaban a portería. De esta forma se llegaba al tramo final sin mayor incidencia en el luminoso, con muchas rotaciones pero sin sensación de cambio de la dinámica hasta que Brasil hacía el sexto gol obra de Vanessa Pereira de potente disparo tras una rápida contra, que acabó por ponerle la puntilla a un partido de guante blanco para las campeonas.