Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
El Móstoles se lleva el triunfo en el último suspiro PDF Imprimir E-mail
Sábado, 11 de Enero de 2014 19:16

20140111 182805
Con un tanto in extremis de María Otero a tres segundos del final, aprovechando un rechace de la portera, conseguía el Móstoles llevarse los tres puntos de tierras herculinas, ante un Amarelle que desperdiciaba una renta de 2 a 0 a su favor. En un encuentro muy disputado y con alternativas para ambas escuadras, era el Amarelle quién conseguía llevarse el primer parcial del envite con los tantos de Lago a los diez minutos a pase de Luci en jugada personal y de Musta ya sobre la bocina sacando partido de un rechace en corto de la cancerbera de un Móstoles que había tenido en un remate al palo su ocasión más clara en el primer acto. Ya en la segunda parte, el choque proseguía desarrollándose con gran equilibrio y ante la invariabilidad del mismo, el Móstoles optaba por el juego de cinco a ocho minutos del final. El panorama del choque cambiaba sobremanera y con sendos tantos de Pequeña, en buenas circulaciones ofensivas y anotando al segundo palo, el conjunto  madrileño igualaba el choque. Cuando todo apuntaba a un reparto de puntos llegaba el 2 a 3 definitivo obra de María Otero con el que el Móstoles volvía a sumar una nueva victoria en liga.


Viaxes Amarelle FSF: Leti; Lago, Laura, Musta y Luci (cinco inicial). También jugaron, Monchi, Dolo, Nespereira, Sheila y María.

Móstoles: Pauli; Patri Chamorro, Inma, Pequeña y Eva Manguán (quinteto inicial). También  jugaron, María Otero, Raquel, Mónica y Anita (segunda portera).

Pabellón Municipal Sagrada Familia. Alrededor de 150 espectadores. Colegiados, Manuel Dans Rey y María Conchado del colegio de La Coruña. Amonestaron con cartulina amarilla a Laura en el Viaxes Amarelle.

1-0, min. 10 Lago

2-0, min. 20 Musta

2-1, min. 35 Pequeña

2-2, min. 38 Pequeña

2-3, min. 40 María Otero

 

 

“Los cambios en los compases finales han descentrado al equipo”

Manuel Castillo, segundo entrenador del Viaxes Amarelle, no ocultaba la desazón de perder en el último suspiro “se queda muy mal cuerpo, estamos fastidiados por el hecho de tener el partido ganador y que hayamos caído con el juego de cinco del rival, una situación para la que estábamos muy preparados”, sin embargo, no elude en encontrar responsabilizar del hecho de “que el equipo se descentrara en los últimos instantes debido a los cambios que hemos tenido que hacer en los compases finales por algunos problemas físicos de algunas jugadoras, que a buen seguro han descentrado a un equipo que a todas luces se merecía el triunfo”.