Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
Brasil campeona del III Torneo Mundial de fútbol sala femenino PDF Imprimir E-mail
Domingo, 09 de Diciembre de 2012 18:48

Brasil se proclamó campeona del III Torneo Mundial de fútbol sala femenino tras superar en la final a Portugal por resultado de 3 a 0, en una final en el que la calidad y el acierto de las brasileñas se impuso a la intensidad y el arrojo de las anfitrionas, que vuelven a caer en la final del torneo ante Brasil como les sucediera en la primera edición en Madrid en 2010.

Cuadro Final del Torneo

Brasil – Campeón

Portugal – Subcampeón

España – Tercera

4ª Rusia, 5ª Ucrania, 6ª Japón, 7ª Irán, 8ª Costa Rica, 9ª Venezuela, 10ª Malasia.

FINAL

PORTUGAL 0 – BRASIL 3

Portugal: Ana Pereira; Inés Fernandes, Ana Azevedo, Daniel Ferreira y Mélissa (quinteto inicial). También jugaron, Rita Martins, Sofía Ferreira, Sofía Vieira y Sara Fatia.

Seleccionador Jorge Braz

Brasil: Oliveira; Cilene, Vanessa, Valeria y Ju Delgado (quinteto inicial). También jugaron, Luciléia, Tatiane, Marcela y Renata.

Seleccionador: Marcos Sorato

Pabellón Salvador Machado. Alrededor de 2.500 espectadores. Colegiados, Irina Velinakova (Rusia) y Raquel González (España). Amonestaron con cartulina amarilla a Sofía Vieira, Ana Azevedo y a Ines Fernandes en Portugal.

0-1, min. 11 Cilene

0-2, min. 16 Vanessa

0-3, min. 26 Marcela

La vigente campeona del torneo comenzó dominando la gran final ante la anfitriona, Portugal, que esperaba en cancha propia las acometidas de las brasileñas, que comenzaban avisando merced a disparos de media distancia de Vanessa y Cilene.  Las lusas reaccionaban a los seis minutos con un potente remate de Rita Martins dentro del área que despejaba Jozi en su primer acercamiento de peligro,  si bien, Brasil se mostraba cómodo con el devenir del choque. El primer tanto llegaba a los once minutos obra de Cilene, que aprovechaba un centro al área que despejaba en corto Pereira, para desde el suelo perforar la portería lusa. A pesar del tanto, Portugal mostró su mejor juego tras verse abajo en el luminoso, así, Mélissa en un potente remate que se estrellaba en la cara interior del palo derecho de Jozi a punto estaba de conseguir la igualada. El apoyo del público y la intensidad de las portuguesas les permitía equilibrar el devenir del choque, si bien, a la salida de un libre indirecto en la frontal, Vanessa, tras pisar la bola hacia atrás Renata, conseguía hacer el 0 a 2 con el que se llegaría al descanso, a pesar de los postreros intentos de las locales por recortar distancias.

Tras el descanso, Portugal parecía cobrar mayor protagonismo en la final y avisaba con sendos remates de Rita Martins que ponían cerco sobre la portería brasileña. El dominio local no se traducía en el marcador y en la primera ocasión clara de Brasil, Marcela de potente disparo abría brecha en el marcador a los 26 minutos. El nuevo tanto supuso un jarro de agua fría para las portuguesas, que a pesar de ello seguían intentando superar la meta brasileña con disparos de media distancia. El choque se abría por momentos, una vez que el cansancio comenzaba a pasarle factura a las locales, así Ju Delgado enviaba un potente remate lejano al palo y Portugal respondía con una contra llevada por Azevedo que finalizaba con un remate desviado. Ya en el tramo final, Jorge Braz optaba por situar a Daniel Ferreira como portera jugadora, situación sobre la cual las portuguesas dispusieron de más control de la pelota, pero  sin la capacidad de sorprender a una Brasil muy bien asentada, que supo aguantar el empuje local para levantar su tercer entorchado consecutivo en el Torneo Mundial de fútbol sala femenino.