Apo Leu - ACFSF

Banner
Banner
El Deportivo Córdoba regresa a la competición en la pista del Atlético Huelín PDF Imprimir E-mail
Viernes, 11 de Enero de 2019 07:13

Salva Chía no se fía de su rival y asegura que "afrontaremos el choque como si de un rival directo se tratase"
Este fin de semana vuelve la liga para el Deportivo Córdoba Cajasur, que se desplazará hasta la localidad malagueña de Frigiliana para medirse el domingo desde las 13:00 al Atlético Huelin, el equipo más goleado del campeonato, con el único objetivo de mantener la primera plaza del grupo que recuperó en la pasada jornada cuando doblegó en Vista Alegre a La Algaida (3-2).
El conjunto cordobés regresa a la competición tras el parón navideño, si bien el técnico Salva Chía considera que "el equipo ha vuelto igual que acabó el pasado año 2018, con muchas ganas y mucha intensidad, y con la mentalidad puesta ya en ganar el primer partido de 2019; hemos estado trabajando durante Navidad, en los días 2 y 3 de enero, y ya durante esta semana con la rutina habitual, dando el 100% en cada uno de los ejercicios".
Al Deportivo Córdoba le llegó el descanso navideño recién recuperado el liderato del grupo 3, un frenazo que el entrenador estepeño cree que, pese a ello "nos ha venido bien porque las chicas empezaban a encontrarse fatigadas muscularmente, con sobrecargas en casi todos los entrenamientos y durante los partidos, y la verdad es que en estos días de parón y de desconexión nos hemos podido recuperar tanto física como mentalmente; de hecho, las jugadoras han vuelto con muchas ganas, con las pilas cargadas y yo creo que nos han venido muy bien estos días de descanso".
El primer rival del cuadro califal en este recién estrenado año será el Atlético Huelin, antepenúltimo clasificado, al que Chía describe como "un equipo nuevo en la categoría con el que nunca nos hemos enfrentado, con muchas jugadoras jóvenes y rápidas, que alterna defensas altas y en media pista, y que seguramente tendrá como motivación extra ganarle al actual líder". El técnico cajista no se fía de la situación clasificatoria de las malagueñas, y afirma que "se trata de un partido trampa, como ya nos sucedió en el precedente ante La Garrovilla, que a priori podía presagiarse como encuentro fácil, pero luego no lo fue para nada. Afrontaremos el choque de este domingo como si de un rival directo se tratase".